Cómplices de una sorpresa

Manuel y Toti celebraron 50 años de matrimonio con una sorpresa por parte de sus hijos. Unos días antes del aniversario, durante una visita inesperada donde yo (el fotógrafo) había llegado sin causar extrañeza, pues conozco bien a la familia; es que seríamos todos cómplices de la noticia. Fue entonces que recibieron la invitación a su propia celebración de aniversario. Los rostros que en un principio se notaban extrañados ante "la broma" cambiaron de repente cuando se enteraban de que toda la familia estaba ya enterada. Las emociones empezaron a surgir; emociones que dan pie a ésta bonita historia que ahora puedes seguir leyendo con imágenes... 

Using Format